El camino a Imagine Cup 2013
miércoles, 26 de junio de 2013
En todo el mundo, y en diferentes tecnologías de Microsoft, los MVP ofrecen su experiencia y pasión a la próxima generación de tecnólogos: estudiantes que compiten en el concurso internacional Imagine Cup. Este año los finalistas se reunirán en San Petersburgo, Rusia durante la semana del 8 de julio.
  • Share this story on Facebook
  • Tweet this story
  • Email this story
Durante los últimos diez años, más de 1,65 millones de estudiantes procedentes de más de 190 países han participado en Imagine Cup. Y, sin importar de dónde vengan o cuáles sean sus intereses tecnológicos, muchos tienen algo en común: un MVP de Microsoft les ha ayudado a lo largo del camino.
 
Las funciones que desempeñan los MVP a la hora de promover la próxima generación de tecnólogos de categoría mundial van desde tutorías privadas a ocuparse de la creación del popular Desafío de TI de Imagine Cup.
 
Al MVP de Exchange, Rand Morimoto (puede leer sus noticias destacadas de MVP en este sitio), se le pidió que dirigiera el Desafío de TI cuando Imagine Cup tenía solo un par de años, y ha expandido el ámbito del certamen desde su enfoque inicial en los desarrolladores. Desde entonces, ha supervisado el Desafío de TI y ha sido el presidente del jurado todos los años.
 
Su compromiso es enorme. El primer año del Desafío de TI, Rand y sus compañeros jueces supervisaron un concurso de varias fases, que incluía una prueba de preguntas y respuestas con varias opciones, ensayos y la construcción de una red entera desde el principio.
Desde entonces, todos los años crece el nivel de dificultad del concurso.
El último año, en una fase del concurso, Rand y sus compañeros jueces leyeron 250 ensayos de 5.000 palabras, aportando comentarios constructivos y señalando en cada uno recursos adicionales para los estudiantes, poniéndose de manifiesto su grado de compromiso.
Y todos los MVP del mundo hacen eco de ese grado de compromiso, como tutores que ayudan a enseñar, moldear y promover concursantes excepcionales, trabajando con ellos largas horas, a menudo los fines de semana, durante muchos meses.
En Corea, el MVP de Expression Blend YoungCheol Kwon ha trabajado con estudiantes de Imagine Cup durante más de un año, como ya hiciera con los destacados equipos coreanos del año anterior, y les ha apoyado en su pasión y creatividad respondiendo a cuestiones difíciles y proporcionándoles todo el ánimo posible, en ocasiones a altas horas de la noche. Fue duro, admite, ya que nadie tenía experiencia en desarrollo en el nuevo entorno de Windows 8. Pero se siente orgulloso de que uno de sus estudiantes vaya a volar a Rusia a concursar como finalista con su aplicación de Windows 8.
El MVP de Microsoft Azure austriaco Rainer Stropek acabó por ser el tutor de dos equipos durante la Imagine Cup de este año: uno de la India y el otro de Austria, y acompañará a los finalistas a Rusia.
El MVP de OneNote alemán Mark Kreuzer fue el tutor de uno de los equipos ganadores de Alemania, ayudándoles a desarrollar la aplicación "MySchool". Aunque el equipo no llegó a las finales en San Petersburgo, obtuvieron una financiación de 50.000 € (más de 66.000 dólares estadounidenses) de Appcampus y la invitación a cuatro semanas de tutorías en Helsinki, Finlandia.
Y este año los equipos franceses de Imagine Cup han sido testigos de nuevo de las profusas manifestaciones de apoyo por parte de los MVP, con seis tutores MVP para 80 estudiantes.
A lo largo de los años, MVP de todo el mundo han citado experiencias comunes en su apoyo a esta nueva generación de líderes tecnológicos, señalando su pasión, creatividad y tenacidad de cara a los desafíos. Los MVP afirman sistemáticamente que los estudiantes han sido fuente de inspiración para ellos en la misma medida que ellos lo han sido para los estudiantes.
Rand señala su experiencia con el estudiante que alcanzó el segundo puesto en el primer Desafío de TI en 2005. Procedía de una pequeña ciudad de la India y había ganado 8.000 dólares estadounidenses, más que su familia en un año. Se había trasladado con su familia de una casa de una habitación a una ciudad más grande, donde consiguió un trabajo en Microsoft. Al año siguiente, cuando las finales de Imagine Cup se celebraron en la India, recorrió el país durante tres días para encontrarse con Rand y estrecharle la mano.